La comunicación en pareja

Fin de semana solo para mujeres

La comunicación en pareja

Por Ingrid Janeth Hurtado Matiz, Sicóloga, terapeuta de pareja y familia

El bienestar de un hogar depende en gran medida de una buena comunicación entre las dos personas que conforman la pareja.

Un factor fundamental en la relación de pareja en cualquier circunstancia es la habilidad para comunicar nuestros pensamientos. En la pareja, si la comunicación falla, fallan también otros factores que harán más difícil el manejo de los conflictos en las diferentes áreas de su vida juntos.

Entendamos por comunicación la habilidad para expresar nuestras ideas, pensamientos e inquietudes sobre los diferentes aspectos de la vida. Y en pareja, debemos comunicarnos especialmente en aspectos como: el manejo del dinero, la educación de los hijos, las actividades recreativas, la relación con las familias de origen, las relaciones sociales, los pasatiempos individuales, y las preferencias y gustos en la vida sexual, entre otros. Si encontramos dificultad para expresarnos con nuestra pareja en estos temas, el manejo de cualquier problema para la solución del conflicto será muy difícil.

Comunicación = habilidad para expresar ideas, pensamiento e inquietudes.

Como una guía y conocimiento global, se deben tener en cuenta dos aspectos fundamentales. Primero, definición del problema de comunicación, es decir, cuáles son los aspectos que hacen que se dificulte expresarnos para hablar sobre un tema determinado. Segundo, determinar estrategias de conducta para aprender a manejar el conflicto. Es decir, técnicas, actitudes verbales y no verbales.

Definición: La pareja puede detectar que existe un problema de comunicación si observa que se presentan discusiones frecuentes que causan perturbación, dificultad para resolver problemas, desacuerdo en las discusiones específicas y generales, dificultad para conocer verbalmente las acciones positivas de la pareja, dificultad para la toma de decisiones, entre otros.

Estrategias para mejorar la comunicación:

1. Aprender a comunicar los sentimientos en primera persona: “yo, me siento incómodo/a”, “me duele tal situación”, sin términos acusatorios o actitudes que hagan sentir al otro culpable; y en actitud de defensa hacia el otro, “es que tu no me entiendes”, “no te preocupas”, “no haces nada por mejorar”, “me descuidas”, etc.

2. Expresar de manera breve y sin entrar en discusiones.

3. Aprender a escuchar sin interrumpir, ni interpretar con nuestras palabras la expresión de sentimientos de la pareja que manifiesta su queja.

4. El que escucha repite con las mismas palabras lo que su pareja expresó y valida sus sentimientos, es decir, expresa que entendió sus sentimientos aunque no esté de acuerdo.

5. Por último, los papeles se invierten. El que escuchó ahora expresa sus sentimientos y el que expresó primero ahora escucha. De tal manera que ambos miembros de la pareja aprenden a escuchar y a expresarse sin actitudes acusatorias ni de disputa.

Poner en práctica estos consejos, ahora más que nunca que tenemos que mantener el aislamiento social, puede ser de gran utilidad para aprovechar, en vez de desperdiciar, la oportunidad de compartir más tiempo en familia.

Tags: , , , ,