¿Tristeza en aumento?

Fin de semana solo para mujeres

¿Tristeza en aumento?

Con el confinamiento de los últimos meses, los decretos, las noticias, la convivencia y las dificultades económicas propias del cese de actividades laborales, la tristeza se ha instaurado entre miles de personas.

Soledad y aislamiento

Por Catalina Rojas (@foocus)

Sea por una u otra cosa, todos sin excepción, alguna vez, nos hemos sentido tristes. Las pérdidas son episodios normales de la vida; las rupturas, las malas noticias, los disgustos, las dificultades… los opuestos se presentan todo el tiempo; el bien y el mal, la abundancia y la escasez, la risa y el llanto. Incluso, hay ocasiones en que la tristeza llega sin un motivo puntual, sin que sepamos qué es lo que ha desencadenado ese torrente de emociones que a veces se sienten como un ardor en el pecho, otras como un peso en la boca del estómago, y otras con el llanto incontrolable hasta por el silbido de un zancudo en la habitación.

Salud mental: El sufrimiento, el dolor, la frustración, el vacío y ese frío interior que hacen parte de la tristeza pueden alterar radicalmente la manera en que procesamos las situaciones, el mundo y a nosotros mismos, generalmente con una visión negativa.

La tristeza, al igual que su contra parte la alegría, es una emoción universal y es compartida por todos los seres humanos y por los animales. Pero aunque la emoción de base es una, y pretendamos encasillarla puntualmente con algunas actitudes de quien la padece, lo cierto es que existen diferentes tipos de tristeza en función de aspectos tales como a qué se debe o si resulta o no coherente o útil respecto a dicho origen.

El llanto

La tristeza es una de las llamadas emociones básicas, junto con la alegría, la sorpresa, el miedo, la sorpresa, la rabia y el asco.

La tristeza surge como una reacción que tiene tanto componentes psíquicos como fisiológicos a algún tipo de acontecimiento, que puede ser exterior o interior. Es decir, que puede aparecer como consecuencia de sucesos o estímulos externos (o bien por la ausencia de éstos), o de la existencia de pensamientos concretos que nos resultan incómodos pero incontrolables y sobre los que consideramos que no podemos hacer nada.

Normalmente, la tristeza se define como una sensación de malestar con fatiga, asociado a un bajo nivel de energía que se acompaña de una percepción de vacío a nivel pectoral o intestinal y una tendencia al aislamiento y a la introspección. 

Ahora, teniendo en cuenta la pandemia mundial y el confinamiento obligatorio al que hemos sido sometidos, podemos interpretar que esas personas que no solían padecer los síntomas de tristeza en sus vidas, pero que empiezan a sentirla crudamente en estos tiempos, tienen algunos de estos tipos principales de tristeza: la adaptativa o la desadaptativa.

La tristeza es adaptativa cuando la emoción que se siente corresponde y se justifica por algún cambio evidente en la vida. En estos casos puntuales, en los que hablamos de un aumento de pacientes con emociones de tristeza en nuestro país, podemos asegurar que surgen como respuesta al drástico cambio que hemos vivido por la pandemia del COVID19. Muchos organismos necesitan rebajar el nivel de actividad y procesar la información para lograr aceptar las condiciones de juego y adaptase. Lo positivo es que seguramente una vez pase la tormenta, y puedan retornar a la rutina, esa tristeza desaparecerá de la misma manera como llegó; rápida y sigilosamente.

La desadaptativa es una emoción que permanece, continua, que la persona no logra gestionar y le provoca un sufrimiento persistente. Ocurre cuando se produce un bloqueo de la emoción y su expresión. En este caso, esa soledad o aislamiento que no termina de aceptarse.

En busca de la felicidad

Lo cierto es que a casi nadie le gusta estar triste, ya que por lo general esta emoción implica cierto malestar y sufrimiento psíquico y/o físico. Así que la invitación de hoy en HUIZÚ es a despejarnos de encima las nubes grises y a que llamemos con el pensamiento y en conjunto, para que el universo escuche firmemente, a un futuro maravilloso y lleno de bienestar para todos.

Tags: , , ,